Préstamos con dos titulares: te contamos cómo funcionan

préstamos al consumo
Índice
  1. ¿Qué son los préstamos con dos titulares?
    1. Ventajas
    2. Desventajas
  2. Requisitos
  3. Documentación
  4. ¿Por qué las entidades prefieren un cotitular en un crédito?

Los préstamos con dos titulares son muy comunes. De hecho, cuenta con grandes ventajas, es una manera de ofrecerle al banco más confianza y conseguir la aprobación de la solicitud de una manera rápida y eficaz.

No obstante, también conlleva algunos riesgos.

Te vamos a explicar las principales características de los préstamos con dos personas como titulares, sus ventajas y desventajas y la documentación necesaria.

¿Qué son los préstamos con dos titulares?

Solicitar un préstamo con un cotitular significa que, en vez de que sea una única persona la que pida y devuelva el importe del préstamo, sean dos o más las que firman el contrato y disfrutan de la financiación del importe recibido.

Esto sin duda es un factor positivo de cara al banco, ya que cuentan con mayor seguridad a la hora de recibir la devolución del préstamo.

Ventajas y desventajas

Como en todos los casos, un préstamo personal con dos titulares tiene ventajas y desventajas, vamos a realizar un repaso rápido de ellas:

Ventajas

Mejor perfil y mayor poder de negociación con la entidad.

Más posibilidades a la hora de adquirir la aprobación.

Posibilidad de obtener una cantidad de dinero superior.

Posibilidad de alcanzar mejores condiciones.

No es necesario aportar un aval o garantía crediticia.

Más de una persona responsable de cubrir la deuda.

Desventajas

Ambas personas vinculadas a una misma entidad.

Problemas a la hora de reembolsar si existe una ruptura personal entre ambos.

Si existe ruptura, ambos deben de pagar, aunque la propiedad sea de 1.

Conflictos para decidir quién disfruta del bien.

Ambas personas reflejarán en la Central de Riesgos del Banco de España (CIRBE).

Requisitos

Los requisitos para adquirir un préstamo con dos o más titulares serán prácticamente los mismos que los de un préstamo personal.

  • Ser mayores de edad o mayores de 21 o 25 años.
  • Contar con ingresos estables.
  • Ser residente en España.
  • No aparecer en ninguna lista de ASNEF ni tener deudas pendientes.

Documentación

La documentación a presentar será idéntica para ambos titulares.

  • Documento de identificación de cada titular.
  • Últimas tres nóminas laborales o demostración de ingresos.
  • Justificar la finalidad mediante escrito.

¿Por qué las entidades prefieren un cotitular en un crédito?

La respuesta es sencilla, un cotitular genera seguridad y garantía a las entidades.

Un único titular puede hacer frente al reembolso con su sueldo mensual, pero, dos personas generan dobles garantías en todos los aspectos.

De este modo, si uno de los dos se queda sin trabajo, el otro podrá seguir pagando.

Además, la suma de ambas nóminas será mayor que la de un único titular.

Esto significa que el porcentaje dedicado a pagar el crédito entre ambos será menor y será posible acceder a una cantidad de dinero más elevada.

En cualquier caso, si solicitas un préstamo personal por tu cuenta y no cuentas con un perfil financiero apto, la entidad bancaria podrá solicitarte con cotitular.

Muchas personas tienen que acceder a este método, añadiendo de cotitular a un familiar cercano.

Si, por otro lado, no cuentas con un cotitular para la solicitud de tu préstamo, el banco te podrá pedir un aval.
Los préstamos con dos titulares son operaciones de financiación en las que dos personas asumen el compromiso de la devolución. Por regla general, la entidad financiera o prestamista pide igualmente garantías y cobra un interés. Cada uno de los cotitulares consta como pagador en la Central de Riesgos del Banco de España (CIRBE).

Esto supone una diferenciación cualitativa central con respecto a la figura del avalista. No en vano, el avalista solo va a responder en el caso de que haya un impago, pero no constará como pagador en condiciones normales. Por lo tanto, no es responsable siempre que la parte comprometida no falle. Esto, por ejemplo, hace que un avalista no tenga, a priori, un empeoramiento en su perfil de riesgo.

Aunque no tiene por qué, lo cierto es que un préstamo con más de un titular solo se contrae en operaciones de una cierta cuantía. Por lo tanto, no es habitual, ni común, encontrarse con esta casuística para un crédito de poco dinero o un préstamo que se concede en el acto. Además, has de tener en cuenta que, por lo general, los plazos de devolución son dilatados.

Hay otra cuestión relevante, y es la situación crediticia de quien lo pide. Por ejemplo, si uno de los dos titulares está en RAI o en ASNEF, es lógico que la entidad o prestamista pida una garantía adicional.

Las personas que hayan contraído el préstamo tendrán la consideración de cotitulares. Y serán solidariamente responsables.

Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros. Mas información